Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

¡Descubre los 10 Verkamis que marcaron el 2017!
Estás leyendo La lucha de una vecina, la lucha de un barrio #IsaLibre

La lucha de una vecina, la lucha de un barrio #IsaLibre

el 25 Julio 2018 en Historias Verkami

El 20 de noviembre de 2014, un grupo de vecinas de Tetuán se concentró frente a una vivienda para evitar el desahucio de Umberto, víctima del mayor estafador de España – el usurero Antonio Arroyo Arroyo – que le había arrebatado su casa (completamente pagada) por un préstamo de 4.000 euros. Como tantas otras veces antes, Isabel, miembro del colectivo Tetuán Resiste, acudió para intentar negociar con la comisión judicial en lo que parecía un desahucio tranquilo, puesto que se trataba del primer intento y se había interpuesto una solicitud de aplazamiento en el juzgado. De repente, aparecieron varias furgonetas de antidisturbios municipales, que comenzaron a empujar a las pocas vecinas que allí se encontraban para “limpiar” la calle. Isabel cayó al suelo y fue agarrada por las axilas y conducida en volandas a un callejón cercano por ocho policías. Allí, lejos del resto del grupo, la redujeron contra el suelo, le arrancaron el bolso y esparcieron su contenido. Supuestamente, en aquel momento, Isabel fue capaz de herir a tres policías antidisturbios mientras se encontraba en el suelo reducida y rodeada de agentes. “La acusación es tan ridícula, tanto por la complexión física de esta mujer de 51 años como por su carácter pacífico, que sólo puede explicarse cómo un intento deliberado de criminalizar la lucha vecinal”, explica Víctor, portavoz del colectivo. “En un primer momento Isabel fue acusada de desórdenes públicos y lesiones, siendo citada para un juicio de faltas en febrero de 2015. Pero nada más abrirse la sesión, la fiscal decidió elevar la acusación a dos delitos, uno de resistencia y otro de lesiones, además de dos faltas de lesiones. En consecuencia, Isabel se enfrenta a una petición de dos años y medio de cárcel, suficiente para entrar a prisión a pesar de tratarse de su primera condena. Por si fuera poco, la piden una indemnización de 4.000€, además de una multa y las costas”. Gastos que la organización vecinal se ha propuesto costear a través de una campaña en Verkami que tiene como recompensa el libro Tetuán Resiste: la lucha por la vivienda de un colectivo de barrio.
Texto: Oriol Rodríguez

¿En qué situación judicial se encuentra actualmente Isa?

En diciembre de 2017 Isa fue condenada en primera instancia a 6 meses de cárcel y a 5.000€ entre multa e indemnizaciones. Además hay que sumar las costas del juicio y la parte demandante, pero esta cantidad solo será conocida cuando termine todo el procedimiento. La sentencia fue recurrida en el TSJM y esperamos que en poco tiempo conozcamos el fallo. Según como resulte, es posible recurrir al Tribunal Supremo si no estamos conformes.

¿Cuando empezasteis a organizaros las y los vecinos de Tetuán para detener los desahucios?

Desde el inicio del movimiento del 15M, a primeros de junio de 2011. De hecho, el primer desahucio que se paró en Madrid fue en nuestro barrio.

En el  primer juicio de Isa el grupo apoyándola | Foto de Diego G.
En el primer juicio de Isa el grupo apoyándola | Foto de Diego G.

Desde el inicio de la crisis, ¿cuántos desahucios ha habido en el barrio? ¿Cuántos habéis conseguido frenar?

Las cifras oficiales son muy opacas. En el libro establecemos una estimación a partir de los datos del CGPJ y consideramos que en el barrio, desde 2011 ha habido más de 2.000 desalojos, más de uno al día de media. Nunca hemos sido buenos llevando una estadística propia porque las urgencias continuas nos han impedido llevar una contabilidad de nuestras intervenciones. Centenares de familias han acudido a nosotras desesperadas. Sí podemos considerar que desahucios efectuados ha habido poco más de una decena en estos 7 años pero hay que resaltar que aunque el desahucio se haya llevado a cabo no se deja a las personas a su suerte y siempre se buscan alternativas al margen del sistema. No podemos ser muy explícitos pero baste con decir que para nosotras prima el derecho de las personas a tener un lugar donde cobijarse que el derecho de un banco o un fondo a mantener una vivienda vacía con el objetivo de especular con ella.

“Para nosotras prima el derecho de las personas a tener un lugar donde cobijarse que el derecho de un banco a mantener una vivienda vacía con el objetivo de especular con ella”

Cómo organización vecinal, ¿qué actividades lleváis a cabo?

Los desahucios son solo una cara de situaciones de extrema vulnerabilidad. Quien no tiene trabajo (o trabajo muy precario con sueldos ridículos) tiene múltiples problemas: dificultades para pagar los suministros básicos, con las necesidades básicas como pueden ser los libros de texto de los niños, hasta con la alimentación... Además la burocracia para conseguir cualquier ayuda (siempre escasas) son de una complejidad tal que a veces es necesario tener conocimientos de máster universitario para poder cumplimentar todo el papeleo. Pero un máster de verdad, no como el de Cifuentes. En todas estas facetas hemos tenido que participar como colectivo para resolver tantos problemas. De hecho se creó un grupo hermano para poder abarcar toda esta complejidad: Los Invisibles de Tetuán. En los procesos de desahucio hacemos, fundamentalmente el acompañamiento a las personas que sufren este terrible proceso en toda su andadura para hallar una solución colectiva a su amenaza. Vamos con ellos a su sucursal bancaria, a los juzgados, a los servicios sociales, a donde sea… Porque estar amenazado con que vas a perder tu vivienda y quedarte en la calle no es ninguna broma. Y también estamos juntos si llega la fecha del desahucio y nos plantamos junto a él para hacer todo lo posible, de forma pacífica siempre, para que no se ejecute el desalojo y no se quede en la calle.

¿Cuándo se os ocurrió la idea del libro como solución pagar las multas y costas

judiciales del caso de Isa?
El juez hizo un adelanto de sentencia a la conclusión del juicio. Eso nos permitió tener un tiempo precioso para pensar cómo podíamos afrontar esto entre todas pues la sentencia no se notificó por escrito hasta marzo de este año. Desde el primer momento eran constantes las peticiones para colaborar a afrontar los gastos de la condena. Un grupo de vecinas nos reunimos para pensar cómo podríamos hacer efectiva tanta solidaridad. Surgió la idea del crowdfunding y pensamos que la mejor recompensa era un libro sobre el colectivo al que pertenecía Isa, pues había muchos artículos publicados por su trabajo. Al conseguir en tan solo tres días el objetivo mínimo de 5.000€ decidimos que debíamos corresponder a tanta solidaridad con algo a la altura, y un libro de “refritos” era demasiado poco. Ahí decidimos hacer un libro original y con un nivel de exigencia alto.

¿Qué se explicará en el libro? ¿Quién participará del mismo?

Como dice el subtítulo, el libro narra la lucha por la vivienda en un barrio de Madrid. Creemos que se ha conseguido una mezcla muy equilibrada de análisis y experiencia. De datos y emociones. Queríamos que sirviera para explicar el movimiento por la vivienda de los últimos años sin rehuir la emotividad que, para bien y para mal, rodea a los desahucios. Por eso la espina dorsal del libro son distintos casos que ejemplifican las diferentes vertientes de problemas según su tipología: desahucios en situación de extrema vulnerabilidad, luchas legales, basadas en la desobediencia civil, surgidas de la especulación inmobiliaria, por hipoteca, alquiler o desahucio. Luego, hay un extenso dossier estadístico de Carlos Pereda, compañero de Invisibles de Tetuán, que es el colectivo hermano que lucha contra la desigualdad. En el libro hay textos de activistas, afectados por desahucios y analistas. A veces quien los firma es más de una cosa a la vez. Las fotos son muy importantes en Tetuán Resiste y han sido cedidas por fotógrafos profesionales y activistas. Son todas buenísimas.

“Los desahucios son solo una cara de situaciones de extrema vulnerabilidad”

¿Por qué decidisteis que el micromecenazgo era la mejor manera para proyectar vuestra causa?

Verkami es una plataforma muy conocida. Fue la primera en la que pensamos cuando decidimos poner en pie el crowdfunding. También sopesamos un par de opciones más, pero esta es la que resultó adecuarse más a lo que queríamos.

¿Cómo proyectasteis y vivisteis la campaña?

Curiosamente, la manera en como organizamos la campaña ha sido una especie de prolongación natural de la forma de organizar las campañas activistas. En estas es frecuente hacer argumentarios colaborativos con pads, lanzamientos sincronizados en redes sociales de la campaña, contactar con potenciales aliados para la difusión... Es importante resaltar que varios vecinos y activistas colaboraron desinteresadamente en la preparación de los materiales: realización del vídeo de campaña, material gráfico o textos.

Desahucio en Bensaissa | Diego G.
Desahucio en Bensaissa | Diego G.

El objetivo eran 5.500€ y casi los dobláis

La verdad es que estamos un poco abrumados por la respuesta de solidaridad masiva que ha levantado el caso de Isa desde el primer momento. Se debe, por un lado, a que ella es una activista muy conocida y apreciada en el movimiento por la vivienda. Por el otro, a la evidente injusticia que se ha cometido con ella. La campaña se movió mucho y bien en redes sociales y todos los mensajes que hemos recibido por parte de los mecenas han sido de solidaridad. Por un lado, es muy emocionante, por otro, da un poco de vértigo la responsabilidad.

“Estamos un poco abrumados por la respuesta de solidaridad masiva que ha levantado el caso de Isa desde el primer momento”

Por su carácter colectivo, por la eliminación de intermediarios... ¿el micromecenazgo es la mejor y la más justa de las maneras de financiación de proyectos cómo el vuestro?

No sé si la mejor, pero desde luego ha resultado ser una muy buena manera para
nosotros. La lucha por la vivienda se plantea desde el principio como un asunto colectivo, en el que el grupo siempre sobresale por encima de la individualidad. Casos concretos, como el de nuestra compañera Isa, encarnan de alguna manera a todo el movimiento, por lo que la respuesta es, además de hacia ella, hacia la lucha por la vivienda digna. Aproblemas colectivos soluciones colectivas: el crowdfunding es buena herramienta para llevar el lema a cabo.

¿En qué estadio se encuentra el proyecto?

Todos los mecenas tienen ya el libro y el resto de recompensas (unas camisetas
chulísimas de Tetuán Resiste). Ahora estamos haciendo presentaciones y haciendo que llegue a librerías y espacios sociales afines. Los que no llegaron a tiempo a la campaña pueden adquirir el libro poniéndose en contacto con nosotros o a través de algunas librerías. Ocasionalmente, se vende también en algunas fiestas populares o a través de colectivos sociales. Pronto, por ejemplo, estará en las fiestas del distrito de Tetuán ¡Cómo no!

+INFO

0 comentarios

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.