Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

¡Descubre los 10 Verkamis que marcaron el 2017!
Estás leyendo El editor que destruye libros

El editor que destruye libros

el 16 Abril 2018 en Historias Verkami

Cuando le pregunto a Gabriel Bravo, uno de esos valientes que un día se propuso llenar las estanterías de las librerías de títulos interesantes, en su caso tras el sello de la pequeña pero con un catálogo fascinante Editorial Morsa, si ya está trabajando en algún lanzmiento nuevo me responde que es un editor atípico. Por qué, contrataco. “Uf! Soy un editor muy lento porque tengo que trabajar en otras cosas para la subsistencia. Tengo algunas cosas en el tintero pero también mis libros llevan su tiempo así que habrá sorpresas”. Per ¿Cuándo? ¿Cómo? “Eso es más difícil de saber. Mas fácil de responder es que, por supuesto, volveré a impulsar proyectos con Verkami, a no ser que me toque la lotería o encuentre socios capitalistas que sean tan locos de la edición como yo”. Ciertamente, la relación de Gabriel con Verkami viene de largo. En 2012 publicó a través de una exitosa campaña “Ira Klass”, el debut literario del periodista, jefe de redacción de Play, el suplemento cultural del diario ARA, Borja Duñó. Dos años más tarde repitió con Les bibliotecàries, dietario de la Biblioteca Popular Pere Vila desde 1933 hasta el 1940. Su último y más reciente proyecto ha sido El Arca de Noé, obra que recoge los recortables de animales que Antonio de Lara Gavilán publicó en la revista Crónica entre los años 1932 y 1935.
Texto: Oriol Rodríguez

¿Quién fue Antonio de Lara Gavilán?

Fue un genio, más conocido por su firma, Tono, perteneciente a “la otra generación del 27”. La del humor, la no exiliada, la que intentó llevar el chiste y el absurdo a todas las facetas creativas: el dibujo, el teatro, el cine, la escultura y las manualidades para niños.

¿Qué es lo que más destacarías de su obra?

Sobre todo su impecable realización, su dominio del dibujo, su humor fácil e inteligente y sus ganas de transmitir la creatividad a todos.

“El micromecenazgo es una de preventa del libro con premio”

¿Qué es El Arca de Noé y por qué has decidido editarla por primera vez en libro?

El libro es un animalario recortable publicado por entrega en la revista Crónica entre los años 1932-1935. Es una joya de nuestra vanguardia histórica hecha sin ninguna pretensión, con la finalidad de divertir a padres y niños.

Tú mismo lo has dicho: El Arca de Noé es un antilibro.

Sí, porque es un libro que nace para ser destruido. Se tienen que recortar todas sus páginas para construir los animales.

Has lanzado diversas referencia de tu editorial, Morsa, a través de Verkami. ¿Cuándo supiste de la plataforma?

No recuerdo ya cómo conocí la plataforma, el caso es que la he utilizado tres veces con excelente resultado. Decidir utilizarla nace de la necesidad económica y del deseo de transmitir la cultura que conlleva mi labor como editor. El micromecenazgo es una especie de preventa del libro con premio para personas que se interesan por las publicaciones de la editorial o desconocidos con ganas de participar de proyectos con los que se identifican. Como he dicho antes hemos participado tres veces, la primera fue con Ira Klaas de Borja Duñó, y Les bibliotecàries, diari de la biblioteca popular Pere Vila 1933-1939. La razón de por qué estos entre todo el catálogo no ha sido una elección consciente, simplemente cuando creo en un libro y quiero publicarlo remuevo cielo y tierra hasta que lo consigo. Verkami me ha dado alas y tiene un funcionamiento ejemplar por lo que cuando se presenta la ocasión no lo dudo ni un instante.

¿Como viviste las tres campañas? ¿Fueron experiencias muy diferentes?

Las campañas son muy intensas porque yo soy un poco melodramático, pero al final siempre han ido bien, con dinamismo y satisfacción. En la primera, no teníamos ni idea de cómo funcionaba y aunque conseguimos el objetivo al final nos quedamos cortos en la financiación porque no contamos bien los gastos que supone un verkami: recompensas, envíos… La segunda fue como un milagro, participábamos todas las personas que participaron en el libro: la bibliotecaria que encontró los diarios, la creadora de todo el proyecto e ilustradora y la transcriptora. Fue genial porque podía sentirse las ganas por parte de las bibliotecas y mecenas que todo saliera bien. La tercera también ha ido bien. La cifra ha superado a las anteriores. Creo que se debe a las recompensas que hemos creado con Morsa Cosas, otro proyecto de la editorial con el que estamos muy ilusionados, hablo en plural porque tengo una socia en este proyecto: Julie Rivera.

“Las ventajas del micromecenazgo para editoriales como la mía son muchas, porque puedes publicar libros que de otra forma sería imposible”

¿Qué estrategias de difusión ha utilizado para dar a conocer los proyecto y las campañas?

Todas las posibles: el mail, las redes sociales (cada vez más decrépitas), el boca a boca, la radio… Sigo los consejos del equipo de Verkami, que siempre son buenos y te hacen pensar en quiénes son tus posibles mecenas.

¿Gracias a las campañas habéis sumado nuevos lectores que desconocían la editorial?

Sí, es más, la mayoría de las personas que han participado son desconocidos. La red de amigos y amigos de los amigos es limitada. Para sacar adelante un proyecto es necesario la fe de mucha gente. En este sentido, la relación con los mecenas ha sido muy buena, de una agradecimiento infinito. Son personas que han hecho posible ya tres libros del catálogo. Aunque suene exagerado, es como si ellos fueran también la editorial.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de lo vivido en estas tres campañas?

Tengo suerte porque las tres han sido muy buenas experiencias. Evidentemente, también tienes que ser un poco consciente de las posibilidades de cada proyecto y conocer tus límites.

¿El micromecenazgo ha democratizado el sector editorial?

¡Y yo qué puedo reszponder a esta pregunta! Soy un editor atípico. Siempre me he mantenido un poco al margen del sector editorial, no por pura elección sino porque ha sido así. Los libros que publico no son, digamos, muy ortodoxos. Las ventajas del micromecenazgo para editoriales como la mía son muchas, porque puedes publicar que de otra forma sería imposible. También permite que agentes extraños al sector y luchadores de la transmisión de la cultura puedan publicar gracias a la preventa con premio. Luego, en el catálogo es donde tienes que demostrar tu coherencia, y claro, eso no tiene nada que ver con la financiación.

¿Qué consejo darías a aquellos que, como tú, quieren impulsar sus proyectos a través de Verkami?

Fe y trabajo. No basta con subir el proyecto sino que es un trabajo diario hacer que tus mecenas se suban al carro.

Acabadas las campañas ¿dónde se pueden comprar vuestros libros proyectados a través de Verkami?

Muy fácil, En las librerías y en nuestra página web Morsa.es

+INFO

Campaña - El Arca de Noe
Campaña - Les bibliotecàries
Campaña - IRA KLAAS

@editorialmorsa | Facebook | Instagram | Morsa.es

1 comentario

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

  • superjaime

    superjaime

    3 meses

    Que buena historia!

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.