Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

¡Descubre los 10 Verkamis que marcaron el 2017!
Estás leyendo El arte que lucha contra los elementos

El arte que lucha contra los elementos

el 04 Abril 2018 en Historias Verkami

Su nombre es Rober Garay, un artista vasco procedente del campo de la ilustración y el cómic. A lo largo de su trayectoria ha publicado una trentena de libros, entre álbumes de cómics, novelas gráficas y libros de creación grafica. Además, ha colaborado en un centenar largo de revistas y medios editoriales, impartido cursos y seminarios, diseñando para diversos medios y soportes editoriales, y colaborando durante varias dècadas de forma habitual con varios medios de prensa. Un crack en su ámbito, vaya. En la última década, Rober Garay se ha adentrado en el mundo del landart, experiencia que ahora ha plasmado en Artebrutto Naturalis, 3.0 The Book, libro que ilustra sus mejores creaciones en esta disciplina creativa impulsado a través de una exitosa campaña en Verkami. “Con diez años de landArt a mis espaldas y casi tres mil fotografías y gráficos en mis cajones, consideré que era un buen momento para hacer una humilde recopilación de vivencias y experimentos acontecidos en cada uno de los prototipos de escenarios que habitualment frecuento”, explica el artista. “Pero no tenia claro si ese libro llegaría a conectar con la gente, por lo que el crowfunding me pareció la herramienta más adecuada para hacer el experimento”.
Texto: Oriol Rodríguez

El lauburu más grande del mundo de Rober Garay Vídeo de Santi Yaniz Aramendia

¿Qué es el landart?

Me considero un explorador nato. Después de muchos años de vivir en la Reserva Natural del Urdaibai y llevar a cabo múltiples aventuras, decidí explorar el lado artístico del entorno. Siempre me interesó en LandArt, pero ha sido hace apenas diez años cuando realmente me he sumergido de lleno en la intervención efímera de los espacios naturales.

¿Qué diferencia el landart de resto de expresiones artísticas?

En el LandArt luchas contra unos elementos e inclemencias que desde el principio trabajan en contra de tu creación. Pretendes generar una armonía en donde la belleza està en el propio caos que llegará detrás. Es el verdadero orden natural, y ahí radica su belleza. La captura fotográfica de la obra resulta en definitiva la única huella que queda tras tu trabajo en esos espacios.

“El reto plástico y emocional que supone interactuar con elementos primigenios es una sensación creadora única”

¿Por qué crear obras efímeras?

El reto plástico y emocional que supone interactuar con rocas, palos, piedras, hielo o arena, elementos primigenios que ya estaban allí hace mucho tiempo antes de tu llegada, y el generar un orden espacial premeditado, ya sea gráfico o escultórico con esas piezas, es una sensación creadora única. En esos espacios el tiempo humano no existe, todo se rige a merced de los cambios de viento, mareas o clima. El saber que nada de todo lo que creas va a permanecer una vez te alejes del lugar, te inunda de una nostalgia muy especial que engancha.

¿En este campo quiénes serían tus principales referentes? ¿Y dentro del landart cuál ha sido la obra que más te ha impactado?

Tengo tantos artistas de LandArt a los que admiro, y tantísimas obras que considero sublimes, que no voy a querer citarlas para no sufrir. Una selección personal sería imposible e injusta.

¿Recuerdas cuál fue tu primera expresión artística a través del landart?

Imposible olvidarme. Fue la serie de Humanoides y Cuadrúpedos, del arcano bosque de Apartola en el corazón de Urdaibai - Busturia, en 2008. De ahí nacieron los VegetoMitos y Basajaun, Señor del Bosque, una estructura de palos y cortezas de casi dos mil kilos y cuatro metros de altura.

Basajaun en Urdaibai - Busturia (2008)
Basajaun en Urdaibai - Busturia (2008)

¿Dónde has creado? ¿Qué buscas o qué necesitas que tengan o expresen los lugares en los que eriges tus obras?

Dependiendo de lo que me plantée realizar, hago primero un diagnostico del territorio, los materiales que el bosque me pueda proporcionar (lianas, tocones de madera, palos, piedras, troncos secos...), o los elementos presentes en un acantilado costero en el caso de la costa, o el estado de la arena en cada punto de marea en el escenario de las playas para crear SandArts… Luego intento que el propio terreno en el que erigiré mi obra constituya un marco natural contundente y con personalidad. Por último, espero a que la luz “suceda” (es así como llamo al momento lumínico de sacar las fotos). Y creo en el azar, que me ha dado sorpresas sublimes, como en el caso de un arco de piedras en el que trabajé una tarde entera, y sobre el que a la hora de fotografiarlo se superpuso un reluciente arco iris. Una hora después anochecía y el arco de piedras comenzaba ya a desmoronarse. Una ilusión, un sueño.

“El saber que nada de todo lo que creas va a permanecer una vez te alejes del lugar, te inunda de una nostalgia muy especial que engancha”

Más allá del landart, practicas muchas otras disciplinas artisticas.

Si, me apasiona el cómic, la ilustración, la infografia, las instalaciones artísticas, la caligrafía gòtica y experimental, la literatura, la criptozoología, los montajes escenograficos, la pintura, el diseño gráfico, los sketches y cuadernos de campo, el grabado oriental: gyotakus y tenkaizumens, el sandArt, el LandArt Inmersso, el SnowArt, la fotografia gráfica y conceptual, el arte rupestre y muchos universos nuevos que aún empiezo a explorar... Tal y como me dijo el gran Néstor Basterretxea: Meinteresatodismo...! Podéis ver mis galerías en mis álbumes de GooglePhotos.

Aseguras que “ArteBrutto Naturalis 3.0”, tu proyecto impulsado a través crowdfunding, no es un ArtBook al uso.

Se trata más bien de un libro exploratorio. Aún podría sacar diez volúmenes más con el material y las experièncias que voy acumulando. En él encontramos un abanico de universos en los que muchas de mis incursiones de LandArt son aún incipientes. Espacios como el bosque, la marisma, los acantilados, los bancos de arena, las dunas, la lámina de agua o la de nieve, gallineros, las grutas y cavernas, el fondo del mar o los túneles de hielo me plantean más preguntas que respuestas, y a medida que amplío el rango de espacios me encuentro ante algo más inabarcable que se abre ante mí. Seleccionar las obras fue algo instintivo. Busqué modelos de fàcil comprensión, acompañándolos de textos que dotaran a cada doble pàgina de un hilo conductor con cierta línea narrativa. En definitiva, acercar el LandArt al público, que lo pudiera disfrutar la gente que nunca pudo ver mis piezas in situ.

Adjuntas textos descriptivos, bocetos y gráficos que son casi tan importante como las fotografías de tus obras efímeras, ¿verdad?

Siempre digo que la gran mayoría de mis creaciones surgen en mis libretas de campo. Es en ellas en donde está el verdadero punto de partida de la construcción física de cada propuesta, momentos que a veces son tocados por la decepción o el fracaso. Soy humilde ante los elementos, y he de reconocer que también disfruto cuando pierdo la batalla.
Por eso mantengo la importància de los textos y los sketches en el libro, son el esqueleto vertebrador de cada una de las inspiraciones que me lanzan a crear al bosque.

¿Por qué te decidiste a financiar el proyecto a través del micromecenazgo?

Quise probar la experiència del micromecenazgo. Ésta vez no me apetecia buscar un editor al que embarcarle en una aventura tan personal y experimental. No tenia claro si este libro llegaría a conectar con la gente, por lo que sondear con el crowfunding me pareció la herramienta más adecuada para hacer el experimento. La campaña me pareció agotadora. Muy dura. Este año 2018 pensaba lanzar otro crowfunding con otro libro sobre mis Gyotakus que ya tengo muy adelantado en cuanto a contenidos y gráficos, pero buscaré editor que se encargue de toda la difusión y el marketing del mismo y su distribución y envíos. Las de la campaña fueron labores que me llevaron muchísimo tiempo y energías que me restaron de hacer otras cosas. Verkami me ha tratado genial. Pero recomendaría a los nuevos usuarios de la plataforma que se armen de paciencia y que tengan presente que hay mucho curro antes, durante y después de la campaña.

“Soy humilde ante los elementos y también disfruto cuando pierdo la batalla”

¿Y la relación con los mecenas cómo fue?

Genial, la gente se armó de paciència y aceptó mi insistència con la promo durante la campaña.

Qué crees que ha aportado el micromecenazgo al mundo de la cultura y el arte?

Ha abierto la posibilidad de sacar adelante proyectos en los que solo los autores creen. Es una catapulta creativa, ¡y un exquisito refugio para la fe!

Por cierto, para aquellos que llegaron tarde al proyecto, hay algún modo de poder comprar el libro?

Que me manden un email a robergaray@outlook.es y veremos lo que podemos hacer.

+INFO

Campaña - ArteBrutto Naturalis 3.0 (the book)

Arteßrutto Naturalis LandArt RoberGaray

1 comentario

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

  • Miryam Anllo Vento

    Miryam Anllo Vento

    2 meses

    Estoy estupefacta. Me pregunto como puede una persona plagiar de tal manera a Jim Denevan o a Chema Madoz sin ningún tipo de pudor. No me extraña que no quiera el señor Garay hacer referencia a los artistas que le han inspirado... En este caso, lo siento mucho, no voy a participar de un proyecto que es un plagio sistemático de artistas autenticos.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.