Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

¡ Estrenamos nueva web !
Estás leyendo Como se hizo ‘In Situ’, un land art para la memoria histórica

Como se hizo ‘In Situ’, un land art para la memoria histórica

el 04 Noviembre 2015 en Historias Verkami

En su perfil de Twitter Darío Zeruto afirma que vital, profesional y creativamente se encuentra en el cruce entre técnicas textiles, encuadernación y volumetría del papel. Graduado en Ingeniería Mecánica en el Instituto Superior Politécnico de la Habana, cuando abandonó Cuba la idea del artista antillano era instalarse en Estados Unidos, pero acabó en Bolivia donde las mujeres de la isla Suriki le enseñaron a tejer. Tiempo después se trasladó a Chile, donde fue profesor en un proyecto internacional que gestionaba el Banco Interamericano de Desarrollo. En 2005, acabada aquella aventura, recaló en Barcelona, donde un día, paseando por el barrio del Raval, se topó con el estudio que Hélène Genvrin, diplomada en Encuadernación Artística en Barcelona y en Diseño Gráfico en París, tenía en la calle Ferlandina. Pasaba por ahí, le llamó la atención lo que vio y entró. “Al año hice un primer curso de encuadernación, después otro y después otro. Surgió así una amistad. En el 2009 me invitó a trabajar con ella en una obra (Cascada) para una exposición y en el 2010 comenzamos a compartir estudio hasta el día de hoy”. También han compartido un proyecto en Verkami, In Situ, una intervención artística en la ermita de Santa Maria de la Serra de Farrera (Pallars Sobirà, Catalunya) a partir de la fabricación allí mismo de papel con el fin de recubrir parcialmente las paredes del santuario.

Texto: Oriol Rodríguez

De la idea a la realidad

“La idea del proyecto nace a raíz de mi estancia en Farrera gracias a la beca a la creación que me otorgó en 2010 el CAN (Centre d'Art i Natura de Farrera)”, explica Dario. “Fue entonces cuando conocí la ermita de la Mare de Deu de la Serra. En una visita que me hizo Hélène empezamos a hablar sobre la necesidad de recuperar este espacio y de hacer alguna intervención”. Ya entonces, Darío y Hélène pensaron en un proceso participativo que quisieron vincular a otro proyecto de la zona, Obrador Xisqueta, pero lo acabaron descartando por motivos económicos.

Con In Situ el papel se convierte en símbolo

Años después retomaron la idea, ahora replanteándola en relación al material con el que trabajar. Surgía In Situ. “El proyecto en sí es una llamada de atención sobre la necesidad de recuperar el patrimonio histórico y cultural del románico en la zona del Pallars Sobirà y sobre la necesidad de preservar la memoria histórica. La instalación consistió en empapelar la ermita, creando una cintura blanca que tomara la huella de la piedra de las paredes de la ermita. Todo esto a partir de papel hecho en el lugar y con la participación también de los vecinos de la zona”.

santa maria de la serra de farrera MONTAJE
santa maria de la serra de farrera MONTAJE

Destaca Darío que si toda la geografía de la comarca del Pallars Sobirà es muy especial, la ermita de la Mare de Deu de la Serra aún más: alejada del pueblo de Farrera, goza de una ubicación privilegiada desde la que se domina todo el Valle de la Coma de Burg. A ello se le suman diversos detalles arquitectónicos que la hacen todavía más singular: de estilo románico del siglo XI carece, algo poco habitual, de campanario. “Es un enclave realmente especial, mágico. Estando allí percibes que un lugar así no se puede perder. Otro de los aspectos que más nos atrajo de la historia de la ermita fue su papel de refugio y resistencia durante la guerra civil española. Compartimos la creencia de que no es posible construir ni presente ni futuro sin tener una base sólida del pasado. Es una secuencia natural, lo que hoy es presente mañana será pasado. Fue algo en lo que pensábmos mucho cuando ejecutamos la instalación; estar allí, en aquel entorno, teniendo las mismas imágenes que tuvieron décadas anteriores otros hombres y mujeres que enfrentaron uno de los momentos más importantes y difíciles de la historia del país. Para nosotros era y es también una cuestión de compromiso y gratitud con aquellos hombres y mujeres”.

Más allá de lo artístico, uno de los aspectos que más enorgullecen a Helene y Darío de su instalación, es que esta haya servido para llamar la atención sobre el estado de deterioro de la ermita así como de muchas otras de la zona. Concienciación que insisten debería generar todo un movimiento que permita la recuperación del oratorio como monumento y espacio público. “Fue emocionante cuando en la inauguración de la instalación, dos vecinos, Maria Campi y Josep Bringué, evocaron sus recuerdos de infancia. De cuando para la Candelaria los vecinos bajaban desde Farrera y el capellán traía una vela después de misa. De la quema de imágenes y muebles después del golpe de estado. Sus recuerdos del frente de guerra con los milicianos protegiéndose en el interior de la ermita, entrando y saliendo por el boquete abierto en el ábside. Del abandono que vino después y del uso que tuvo la ermita como cobijo de rebaños. Y como al acabar nos dieron las gracias porque hacía años que no recordaban que se hubieran juntado tantas personas al pie de la ermita. Esa misma tarde, otro vecino nos dijo que le habíamos dado dignidad al lugar”.

Verkaminando

Descubre Hélène que supieron de Verkami en el 2012 a través el festival de libros ilustrados “Como Pedro por mi Casa”, cuando, para su sexta edición, el encuentro tuvo que hacer frente a unos recortes inesperados de subvenciones y consiguieron llevarlo adelante gracias a una campaña de micromecenazgo. “Para realizar In Situ pensamos en el formato crowdfunding por dos razones”, expone Darío. “En primer lugar por la necesidad de lograr los fondos para desarrollar el proyecto, ya que no teníamos ninguna otra fuente. Así mismo, nos dimos cuenta de que si el proyecto nacía y se desarrollaba a partir de un concepto de participación vecinal o ciudadana, lo más lógico era que se financiara también a partir de un proceso participativo”.

Reivindica Hélène que en un país donde las subvenciones y ayudas a las iniciativas artísticas y culturales locales son casi nulas, los artistas y creadores deben buscar alternativas de financiamiento para llevar a cabo sus proyectos. “El micromecenazgo es una buena opción porque además de crear una comunidad implicada y receptiva, se genera una economía participativa que en nuestro caso encaja perfectamente con los fundamentos del proyecto”.

Una aventura que requería de un objetivo de unos 6.000 euros que acabaron superando holgadamente al final de la campaña. Éxito que relacionan a los conceptos que emanan de la obra: memoria histórica, recuperación y conservación del patrimonio románico pirenáico. Temas de interés común, actuales y vinculados a un pasado colectivo. “Pero lo que realmente hizo posible alcanzar y superar nuestro objetivo fue el enorme trabajo de difusión que hicimos durante más de un mes, principalmente en las redes sociales y vía correo electrónico, además de una presentación pública en nuestro propio taller”, enfatiza Hélène. “Mediante los canales que teníamos a nuestro alcance, conseguimos que la gente también compartiera el proyecto, hasta que la voz llegó a los medios de comunicación habituales, apareciendo desde entonces en prensa local y nacional y en la radio”.

In Situ no hubiera tenido el mismo impacto y envergadura sin el compromiso de los mecenas

Darío también destaca que el trabajo de difusión se hizo de manera muy personalizada. “Nos parecía esencial que el lazo entre nosotros y los mecenas fuera no solamente económico sino también emocional. La relación con los mecenas ha sido muy especial. Era una dimensión del proyecto que no habíamos contemplado. Nos sorprendió el entusiasmo y el compromiso que nos demostraban muchos de ellos. Los mensajes que recibíamos nos dejaban con un nudo en la garganta. Algunos mecenas recorrieron los 250km que hay desde Barcelona para poder asistir a la inauguración o a los talleres participativos. Nos sentimos apoyados en todo el proceso de creación de la obra, y no solamente desde un punto de vista económico. In Situ no hubiera tenido el mismo impacto y envergadura sin el compromiso de los mecenas”.

La instalación

Celebradas entre mediados del pasado mes de agosto e inicios de septiembre, las jornadas participativas en el taller que Hélène y Darío dispusieron en el CAN de Farrera fueron uno de los momentos más relevantes del proyecto. Participaron un total de 20 personas de todas las edades, la mayoría vecinos de la zona pero algunos también venidos de Barcelona, que presenciaron el proceso de fabricación del papel y produjeron una serie de hojas que al día siguiente se añadían a la obra. “Todo el proceso de creación culminó con la presentación al público”, sostiene Hélène. “El 29 de agosto citamos a la gente en la plaza del pueblo y de ahí fuimos todos juntos a la ermita. Ya reunidos al pie de la obra, el encuentro se convirtió en una charla abierta sobre la dimensión histórica del lugar, el valor reivindicativo y artístico de la instalación y el porvenir de la ermita, con la presencia e intervención de actores relevantes del ámbito cultural de la comarca”. Una aventura concluida con la elaboración del libro-objeto, principal recompensa de vuestra campaña, cuyo prototipo presentaron, una semana después de finalizar su residencia en el CAN, a la London Art Book Fair en la Whitechapel Gallery. “Nos gustaría que alguna entidad pública o privada como museo, biblioteca o archivo adquiriera un ejemplar (solo quedan 4 de los 50). Estamos modificando los últimos detalles en el diseño para poder empezar la producción en las próximas semanas”.

Concluye Darío que el papel no es solo su material de trabajo por excelencia, sino el soporte tradicional de registro de la memoria. En este caso, el hecho de querer trabajar sobre la preservación del patrimonio histórico y cultural y sobre la recuperación de la memoria histórica les sirvió para decidirse a trabajar con papel hecho a mano, que técnicamente les permitiría tomar la huella de la piedra pero también les daba la oportunidad de hacer de la elaboración de la obra un proceso participativo al vincular a los vecinos de la zona en la fabricación del papel.

“Aquí el papel se convierte en símbolo: por una parte toma la huella de la piedra, representación de nuestro pasado y por la otra cara está en blanco, listo para ser escrito, listo para construir el presente y el futuro. El papel se convierte en un límite sutil haciendo de la intervención un elemento de resistencia a modo de articulación entre pasado y futuro. Por ello el proyecto cuenta con una segunda etapa, que hemos llamado Ex Situ, donde pretendemos continuar generando este proceso de debate y discusión en torno al tema del patrimonio y de la memoria. Queremos exponer toda esta cintura de papel que reproduce la huella y el perfil de la ermita la Mare de Deu de la Serra en centros de arte. Es un libro en expansión”.

El consejo

“Hay que tener muy presente que llevar a cabo una campaña de micromecenazgo requiere una dedicación casi al 100%. Es importante dedicar el tiempo necesario a contestar cada pregunta, cada mensaje, cada comentario en las redes. Un punto clave de nuestro éxito fue el trato cercano con los mecenas, procurando mantenerlos siempre informados de la evolución del proyecto hasta la entrega de las recompensas”.

Projecte Verkami

Tumblr In Situ

Darío Zeruto
web | facebook | twitter | linkedin

Hélène Genvrin
web | facebook | linkedin

santa maria de la serra de farrera VESPRE
santa maria de la serra de farrera VESPRE

1 comentario

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

  • Antonio Córcoles

    Antonio Córcoles

    más de 1 año

    Qué tal Darío? Ahora que veo la noticia, cada vez más impaciente por recibir el catalogo sobre el proceso de creación de vuestra obra. Un abrazo

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.