Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

¡ Estrenamos nueva web !
Estás leyendo Cómo se hizo el 1r vino crowdfundeado de la historia

Cómo se hizo el 1r vino crowdfundeado de la historia

el 22 Julio 2015 en Historias Verkami

Arraigado a la población segoviana de Cuellar, Malaparte es un proyecto de viticultura y elaboración de vinos encuadrado dentro de un respeto máximo por la naturaleza. Una aventura enológica que, en tiempos como los actuales en los que la ciencia, técnica y arte de producir vino vive momentos de eclosión, busca la diferenciación en la calidad y poniendo máximo cuidado en su materia primera: la uva. Amor por las viñas que ha llevado a Elisa Frutos y Rubén Salamanca, responsables técnicos de la bodega, a emprender Uvas Nómadas, peripecia con la que se han propuesto hacer mostos con las distintas (y fantásticas) variedades de uva que crecen alrededor de la península. Por el momento ya han elaborado dos vinos: un garnacha y un tinta de toro. Ambas añadas han sido financiadas a través de sendas y exitosas campañas en Verkami.

Texto: Oriol Rodríguez

Verkaminando

“Aunque parezca increíble, Uvas Nómadas ha sido el primer proyecto de micromecenazgo español en el ámbito vinícola”, destacan Elisa y Rubén, a la par que añaden que micromecenazgo y elaboración de vino comparten un nexo de participación y, en su caso, colaboración. Común denominador que les animó a buscar la financiación necesaria para impulsar su nuevo proyecto a través del crowdfunding. Sin embargo, conviviendo en un mundo, el del vino, que, pese a la popularidad y crecimiento que viene disfrutando en los últimos años, describen como anquilosado; encontraron su fuente de inspiración en disciplinas artísticas como la música y la literatura. “Descubrimos Verkami gracias a la campaña que realizó El Hijo”. La banda de Abel Hernández, otrora líder de Migala, una de las formaciones más interesantes surgidas de la escena independiente estatal, grabó su tercer disco gracias al apoyo que recibieron de los mecenas en esta plataforma.

La primera campaña de Uvas Nómadas data de 2013. “Fue la más dura e incierta en cuanto a resultados”, admiten evocando los 40 días que transcurrieron antes de lograr el objetivo que se habían marcado para la elaboración de su vino con garnacha de Ávila. “Para la comunicación, nos basamos en los canales tradicionales como son prensa, radio y medios especializado”.

Nos encanta el vino, sus gentes y sus campos

Pero no todos se hicieron eco. “Al final funcionó mejor la difusión en redes sociales y blogs dedicados al vino. Estos sí nos prestaron una mayor atención”. De la segunda, en 2014, destinada a elaborar un mosto con tinta de toro de Zamora, subrayan que el boca oreja entre amigos e internet hizo las cosas mucho más fáciles. “Aun así, teníamos la tranquilidad de haber sacado adelante un primer proyecto, pero también la responsabilidad de corresponder a la confianza de aquellos que repetían como mecenas con unas recompensas a la altura”.

Cuando se les interroga del porqué del éxito de sus campañas, creen que el motivo se halla en el atractivo del proyecto. “Muchos de los mecenas no tienen relación directa con el mundo del vino, pero sí hemos logrado un acercamiento de los mismos a su consumo”. Relación con los mecenas que califican de muy fluida. Tanto que muchos de ellos han viajado hasta Cuéllar a visitarlos y algunos incluso se han atrevido a vendimiar.

De la idea a la realidad

“Nos encanta el vino, sus gentes y sus campos. Y la idea de Uvas Nómadas es elaborar vino con variedades autóctonas de todo el país, pero diferentes a las que nosotros producimos habitualmente en nuestra bodega. La uva seleccionada para ambas campañas, en cierto modo, ha dependido de los contactos que ya teníamos en las zonas elegidas, ya que es verdaderamente difícil que un viticultor que habitualmente elabora o vende la uva confíe en alguien que llega de otro ámbito geográfico preguntando por su producto”.

Con el propietario del viñedo de garnacha en Cebreros (ávila), D. Ángel Sastre Reviejo
Con el propietario del viñedo de garnacha en Cebreros (ávila), D. Ángel Sastre Reviejo

Su primer ejercicio trashumante se remonta a dos años atrás y fue un vino proyectado con garnacha avilesa. “En Cebreros (Ávila) conocimos a Ruben García, elaborador de vinos que nos ayudo mucho. La forma de vinificar la garnacha y su procedencia, así como la edad del viñedo, ha hecho posible elaborar un vino que está mas rico a un año vista de la entrega a los mecenas”. El segundo, doce meses más tarde, respondía a los aromas de la tinta de toro zamorana. “En Morales de Toro (Zamora) fue relativamente sencillo, pues existe una gran extensión de viñedo. A diferencia del garnacha, el tinta de toro está listo para su disfrute desde el mismo momento de la entrega, siendo un vino de acercamiento al mundo del vitícola por su carácter frutal”. Productos que, exceptuando el caso de mecenas que a su vez han devenido distribuidores: tiendas o restaurantes que aportaron más cantidad para luego comercializarlos, sólo se pueden adquirir en la bodega Malaparte y por tiempo muy limitado. “La garnacha está agotada y de la tinta de toro quedan unas 200 unidades”.

Un proyecto, el de Uvas Nómadas, que además ha acabado por influir en su labor diaria al frente de las bodegas Malaparte. “Estamos en constante aprendizaje y el uso de nuevas técnicas para vinos tan especiales nos ha llevado a aplicar algunas de estas a los vinos que elaboramos año tras año. Por otro lado, el hecho de haber trabajado con garnacha en el primer proyecto de Uvas Nómadas, ha provocado que dos años después uno de nuestros próximos vinos a comercializar esté elaborado con garnacha 100% de Segovia procedente de un pequeño viñedo en riesgo de arranque”. En lo referente a la tinta de toro, explican que la aventura les ha permitido darse cuenta del potencial que tienen los vinos que no pasan por barrica. “Cada vez gustan más al público joven que no entiende los sabores de la crianza en madera”.

Para la tercera añada de Uvas Nómadas, la de este 2015, Elisa y Ruben ya tienen casi decidido que van a trabajar con variedad mencía, nuevo mosto giróvago cuya definitiva elaboración dependerá, una vez más, del éxito que obtenga su respectiva campaña en Verkami. “Y si miramos un poco más allá, nos gustaría hacer un verdejo de los de verdad con cepas muy viejas, prefiloxéricas, de Segovia”.

 El consejo

“Hay que plantear objetivos económicos reales; eso es lo más importante. Plantear una estrategia de difusión a lo largo de los 40 días programando muy bien los plazos. Pero, sobre todo, tener una idea original que aporte algo a los mecenas. Planteando recompensas asumibles”.

Foto del mecenas [Eduardo Marcos](https://edumarcos1401.wordpress.com/2014/10/19/uvas-nomadas/)
Foto del mecenas [Eduardo Marcos](https://edumarcos1401.wordpress.com/2014/10/19/uvas-nomadas/)

Campañas Verkami: Garnacha de Ávila (2013) y Tinta de Toro de Zamora (2014)

+Info: Web Vinos Malaparte / Twitter @malapartewine / Facebook Malapartewine / Instagram @malapartewine

1 comentario

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

  • prova1

    prova1

    casi 2 años

    genial!

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.