2015 — VERKAMI: 5 años haciendo historia del crowdfunding
×

El blog de verkami

Petando la piñata

Cómo se hizo GameBoyLands, el cómic sobre los míticos videojuegos de la Game Boy

Si hablamos de webcómics, Juan Carlos Bonache es toda una institución en nuestro país. Historietista, ilustrador y humorista gráfico de formación autodidacta, empezó su periplo creativo con tiras, hoy de culto, como Las gaviotas o Consejos Sexuales del Doctor Enema (serie de humor calenturiento aparecida en ese incunable del ciberespacio más crápula que es Yonkis.com), para acabar dando el salto a publicaciones como ¡Dibus!, Dolmen, PC Today e incluso las santas escrituras del humor gráfico: El Jueves. Obra completada con volúmenes antológicos como Una vez dicho esto… o Habitación Invadida, ambas publicadas por Norma Editorial y, ese magnífico manual alternativo para debutantes en la paternidad titulado ¡Socorro! Somos padres primerizos editado por Panini.

Del maridaje de sus dos pasiones: cómic y videojuegos, nacía uno de sus últimos proyectos, GameBoyLands. Originalmente ideado como un webcomic, esta declaración de amor por la maquinita patentada por Nintendo ha acabado siendo trasladada al papel gracias a una más que exitosa campaña en Verkami. “En mi cabeza esos dos universos están muy unidos, pero es cierto que cuesta de encontrar obras donde confluyan. Es una lástima”. Penas que se olvidan cuando tienes su GameBoyLands entre las manos. ¡Viva el Reino Champiñón!

Texto: Oriol Rodríguez

LA IDEA

“Un día, jugando con colores en otra ilustración, di con una tonalidad parecida a la de nuestra querida Game Boy. A partir de ahí pensé en lo genial que sería crear un cómic dedicado a una sola consola”. De esta serendipia surgiría GameBoyLands, el webcómic con el que el ilustrador barcelonés Juan Carlos Bonache ha recreado el universo de la emblemática videoconsola portátil. Historias trazadas con cierta dosis de nostalgia pero, fiel a su personalidad, muchísimo humor delirante, en la que se evocan clásicos del recreo digital como Super Mario Land, Kirby, Pokemon… “A todos los juegos les acabas cogiendo mucho cariño, ya sea porque los jugabas en casa de un amigo o porque alguien te dejaba uno durante un fin de semana y lo exprimías al máximo durante ese par de días. Aunque si tengo que quedarme con uno solo, este sería Super Mario Land”. Aun así, Bonache destaca que, como fuente de inspiración, el que más le ha sorprendido ha sido Tetris Attack. “Al ser un juego que no tiene mucha historia, en el cómic he tenido que inventarme unos personajes y unas motivaciones. Su historia, al final, ha acabado siendo mi favorita”.

VARKAMINANDO

Por todo lo que tenía de evocativo a su infancia, por lo muy personal del proyecto, GameBoyLands era un cómic con un algo más especial que gran parte del resto de su obra. Por ello, cuando Juan Carlos Bonache se planteó trasladarlo del web al papel, le quiso dar un trato más cercano al que conseguiría publicándolo a través de una editorial normal. Fue así como se decidió a iniciar una campaña de micromecenazgo a través de Verkami. El plan inicial era conseguir 4.500 euros durante esos 40 días. Acabó superando los 13.000. “Tengo que decir orgulloso que lo he logrado, y no me refiero al dinero, sino a esa cercanía con los lectores. Durante la campaña, he tenido el placer de estar en contacto con la gran mayoría de los mecenas, percibiendo su proximidad y recibiendo su feedback y apoyo. Eso es algo sensacional”. Sorprendido aún por la respuesta que obtuvo su proyecto, triplicando al final de la campaña el objetivo inicial, cuando se plantea el porqué de su éxito, Bonache cree que se debe a la exclusividad de la aventura. “Pienso que tuvo tan buena acogida porque era un proyecto muy focalizado en una cosa en concreto. Esa centralización entorno a la GameBoy y no sobre el mundo de los videojuegos en general, me ayudó”.

“Gracias a Verkami hay una nueva tendencia en el sector del cómic”

También le ayudaría en el diseño de su campaña el hecho de haber estado al otro lado del crowdfunding, participando como mecenas en proyectos, también impulsados por Verkami, como Fanhunter, Rayos y Centauros o Enseñanza Mágica Obligatoria. “Lo que más me seduce del micromecenazgo es que te ofrece un trato directo con el autor. Puedes demostrarle sin intermediarios que apoyas su obra y que vas a estar ahí respaldando sus futuros proyectos”. Conceptos que ha experimentado en primera persona con su GameBoyLands. “Sí, totalmente. Aún me sorprendo cuando pienso en el increíble recibimiento que me han dado y todas las muestras de apoyo que he recibido. Eso te llega a la patata y es muy bonito”. Pero es que cuando un creador te dice que el contacto con sus seguidores le ha llegado a la patata, no puedes evitar amarle con locura y jurarle fidelidad eterna. ¿O no?

NUEVA PARTIDA

De la versión en papel de GameBoyLands, uno de los aspectos más destacables, sino el que más, es su diseño. Una auténtica delicia para la vista empezando por su portada, maravillosa recreación de la videoconsola portátil homenajeada hasta la coloración de las páginas, limitándose a ocho tonalidades de verde. Definitivamente, no se podía ser más fiel al espíritu Nintendo. “Esa era la idea”, confiere el ilustrador, “dentro de lo posible rendirle un pequeño tributo con un cómic capaz de tocar la fibra sensible (en realidad Bonache vuelve a utilizar la expresión “tocar la patata”) a los que jugaron con ella”.

“Lo que más me seduce del micromecenazgo es que te ofrece un trato directo con el autor”

De regreso a su rutina laboral habitual, Bonache revela que está deseando sacar tiempo para iniciar “un proyecto al que le tengo muchas ganas y quiero saber si los mecenas van a quererlo tanto como yo”. ¿Tal vez un PlaystationLands, XBoxLands o WiiLands? El dibujante barcelonés no concede muchas pistas, aunque admite que “mi pasión por los videojuegos no ha hecho más que aumentar después de haber conocido a tantos aficionados a través del crowfunding. Aunque, eso sí, la falta de tiempo hace que no pueda engancharme a ningún juego. Los compro, los pruebo media horita y acabo almacenándolos para un posible holocausto zombie”. Antes de que llegue el fin del mundo por culpa de un ataque de muertos vivientes, Bonache no descarta volver a materializar alguno de sus proyectos con una campaña de micromecenazgo. “El mundo de las revistas de cómics y los propios cómics no está muy boyante en España, pero gracias a Verkami pienso que hay una nueva tendencia en el sector. A través del crowfunding se están llevando a cabo muchísimos proyectos nuevos que antes eran totalmente inviables. El mío es uno de ellos”.

VERKONSEJO

“Más que consejos, a los futuros creadores les doy muchos ánimos. Es un trabajo difícil prepararlo todo y hacer que tu proyecto tenga difusión. Tenéis que ser conscientes que llevar a cabo una campaña de crowfunding implica mucho más trabajo del que parece”.

+ Info

Campaña Verkami

Web Gameboylands | @HelloBonache | Facebook

Puedes comprar el libro en la web de GameBoyLands

1 comentarios en esta entrada
  • soluciones web
    soluciones web
    un año

    Hola buenas, me encanta el comic que has hecho. De verdad, esta increíble. Después de leerte por aquí, me he pasado por tu Campaña Verkami, y he visto que preparaste unos pack, con acuarelas y ediciones limitas para colgar. Supongo que todo eso, ya no existe, ni esta a la venta, ni nada, no? porque en la web donde vendes el comic no lo he visto.

    Muchas gracias y un saludo, David [url=http://www.conectart.com]estudio de diseño grafico[/url]

Añade un comentario
Últimas entradas