Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

Estás leyendo Maternidades Subversivas

Maternidades Subversivas

el 24 Febrero 2016 en Historias Verkami

María Llopis lleva años luchando contra los convencionalismos, o mejor aún, trazando desde un activismo de arraigado posicionamiento político feminista, una visión alternativa de la identidad sexual y de género. Ideario entorno al feminismo pro sex que plasmó en el libro “El postporno era eso” (2011). Lucha vital que ahora ha llevado al campo de la maternidad. Embarazada, Maria empezó a cuestionarse por temas como el parto orgásmico, lactancia y placer, feminismo y maternidad, paternidad múltiple, la maternidad en la postpornografía, maternidad transexual y transgénero… Preguntas a las que acabaría dando respuesta en “Maternidades subversivas”, libro impulsado a través de una fructuosa campaña en Verkami. “En realidad yo llevaba muchos años investigando sobre el tema, mucho antes de ni siquiera saber si yo quería ser madre biológica”, nos descubre María recién regresada a Benicàssim tras pasar una temporada de residencia en Vancúver. “La maternidad me ha parecido siempre una parte fundamental de la sexualidad que se estaba ignorando”.

Texto: Oriol Rodríguez
Foto de César Segarra

¿Qué es una maternidad subversiva?

Todas lo son de una forma u otra, porque no existe la maternidad hegemónica que nos venden. Cada persona la vive a su manera.

Afirmas que siempre habías tenido la intuición de que la maternidad tenía un poder subversivo y revolucionario. Una vez ha sido madre, lo sigues creyendo. ¿Cómo describirías, en qué consiste esa subversión y rebelión?

En gozar la maternidad en cada uno de sus estadios: embarazo, parto y crianza, todo lo que puedas. El goce es la mayor revolución. Y en vivirla acorde a tu sentir de la sexualidad y de la vida. No es lo mismo si ma-paternas como mujer o como trans, obvio. Te vas a encontrar con retos distintos.

En muchos momentos del libro se dice que la maternidad es un estado sexual más, cuando la para la gran mayoría sería todo lo contrario, un estado de... asexualidad. ¿Es ese el principal error, la visión limitada que tenemos de nuestra sexualidad?

¿Cuando dices “para la gran mayoría” te basas en estudios cientificos?

No existe la maternidad hegemónica que nos venden

¡Zasca!

La ciencia nos explica que la hormona que el cuerpo produce en el parto (parto sin miedo, sin cortisol) es oxitocina, la hormona del placer. También es la que se segrega al dar la teta. La realidad es que si te pones a hablar con las personas, para la gran mayoría el embarazo es un estadio hipersexual. Muchas mujeres tienen partos orgásmicos y no los comparten porque no les creerían.

¿Y la crianza como estadio sexual?

Pues es uno de los capítulos del libro por el que recibo más mensajes de personas que se sienten identificadas. Cuando das la teta estás en estrecha unión con tu bebé, estás enamorada. Es una relación de placer físico, también. Lo que pasa es que no tiene nada que ver con la sexualidad de los adultos.

Ilustración de [Joan Turu](https-//www.facebook.com/Joan-Turu-261355487354378/) para el periódico de la CNT nº409 (marzo 2014)
Ilustración de [Joan Turu](https-//www.facebook.com/Joan-Turu-261355487354378/) para el periódico de la CNT nº409 (marzo 2014)
Ilustración de Joan Turu para el periódico de la CNT nº409 (marzo 2014)

Todo lo que rodea el sexo está plagado de tabúes, ¿si nos centramos en sexo y maternidad, y solo tenemos que referirnos a la censura que se ejerce muchas veces sobre imágenes de lactancia, los hay por partida doble?

Vivimos en una sociedad llena de imagenes hipersexualizadas. De modelos que no tienen ni 18 años y de mujeres en bragas anunciando cualquier cosa. Sin embargo, existe un tabú con el hecho de que una mujer alimente amamante a su hijo en público. Un absurdo.

¿Esos tabúes impiden gozar de la maternidad en toda su plenitud?

Todos esos tabúes destrozan la vida de las madres y ma-pas, convirtiendo lo que debería ser una experiencia de gozo en una pesadilla.

La campaña en Verkami me enseñó que hay muchas maternidades invisibilizadas

El libro se erige a partir de entrevistas. ¿Cómo elegiste a las personas entrevistadas?

He trabajado muchos años con el tema de la pornografía y el feminismo, y estas personas me las he ido encontrando a lo largo de mi vida. Son amigos.

Si me permites el paralelismo, ¿cómo fue la gestación de la campaña en Verkami? ¿Fue un proceso doloroso pero placentero? ¿Cómo viviste esos 40 días?

Fue un proceso muy gozoso, porque vi que había un interés real en el posible libro. Eso me dio mucha energía para llevarlo a cabo.

Superaste fácilmente los 4.900 euros que te marcaste de salida. ¿Te sorprendió esta buena acogida? ¿Cómo fue la relación con los mecenas? ¿Te han aportado o has aprendido algo de los mecenas en lo relacionado a la temática del libro?

La reacción fue excelente. Me enriqueció mucho porque me llegaron muchos mensajes de personas con testimonios similares a las experiencias que iba a narrar en el libro y que supuestamente eran excepcionales. La campaña en Verkami me enseñó que hay muchas maternidades invisibilizadas.

Foto Ariana Nalda per [La Directa.cat](https://directa.cat/)
Foto Ariana Nalda per [La Directa.cat](https://directa.cat/)
Foto de Ariana Nalda para La Directa.cat

¿Qué consejo darías a aquellos que están pensando en impulsar su proyecto a través del micromecenazgo?

Pues lo de siempre: intentar poner plazos de tiempo dilatados. Yo todavía estoy gestionando envíos. Es más, ¡me acaba de llegar uno devuelto!

Tú también has sido mecenas en diversos proyectos. Habiendo vivido la experiencia desde ambos lados, ¿qué crees que aporta el micromecenazgo al mundo del arte y la creación?

Es una excelente forma de promocionar tu proyecto.

Superados los 4.900 euros, te marcaste un segundo objetivo de 7.500 euros para hacer también de las ‘Maternidades subversivas’ un documental. Desafortunadamente, este no lo conseguiste. Aun así ¿piensas tirar adelante la idea?

Estoy en ello. Es un proyecto en el que estoy trabajando junto con Alba Sotorra. Sería una buena idea montar una campaña en Verkami específica para tirar adelante el documental. Déjame hablarlo con Alba... De hecho, ella fue la que me dio a conocer la plataforma de Verkami a través de otro proyecto en el que estaba trabajando, “Arròs Movie”.

+ Info

Campaña Verkami
Web Maria Llopis@llopismariaFacebook

Puedes comprar el libro en cualquier librería o en la web de Txalaparta

5 comentarios

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

  • marta

    marta

    casi 2 años

    gracias!

  • Lara

    Lara

    casi 2 años

    Comparto totalmente lo que dices. Yo tuve a mi hija en casa ( hace 21 años) y le di teta hasta los 4. El parto de pie, enfrente del fuego, fue fácil y gozoso. Me sentí muy fuerte y segura. Disfruté cada segundo de esos años de teta.

  • Dominica

    Dominica

    casi 2 años

    Es una experiencia única, indescriptible, de una dulzura, comunicación... Claro que, como toda sensación o sentimiento, es muy dificil explicar.

  • Dominica

    Dominica

    casi 2 años

    Es una experiencia única, indescriptible, de una dulzura, comunicación... Claro que, como toda sensación o sentimiento, es muy dificil explicar.

  • Luz

    Luz

    casi 2 años

    Mi primer acto de valentía que he hecho en mi vida fue luchar por la lactancia de mi hijo tenia todo y todos en contra pero mi hijo me dio la oportunidad y he sido otra me conecto por primera vez con la vida

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.