2015 — VERKAMI: 5 años haciendo historia del crowdfunding
×

El blog de verkami

Petando la piñata

Cómo se hizo ‘Vivir para dibujar’, el documental sobre el mundo del cómic en España

Pese a disfrutar actualmente de una extraordinaria generación ilustradores y guionistas de prestigio internacional, la industria del cómic en nuestro país es casi inexistente. Consecuentemente, todos los agentes que participan de ella deben emigrar o alternar su vocación con inmersiones en otros ámbitos profesionales como el diseño o la publicidad. Dirigido por el gestor cultural José Luis Vida y Rocío Atrio y Alex Ahumada, del estudio multidisciplinar Colophon (www.colophon.es), y financiada a través de una campaña en Verkami; a partir del testimonio de un representativo y nutrido contingente del sector, el documental Vivir para dibujar realiza una notable radiografía del mundo del tebeo en España.

Texto: Oriol Rodríguez

De la idea a la realidad

A José Luis Vidal, gestor cultural gaditano, lo primero que le vino a la cabeza fue el nombre. Fue durante una tarde anodina del mes de septiembre del año pasado mientras trabajaba en el Festival de Documentales Alcances. A partir de ahí todo fue rodado. “Tengo ya una dilatada experiencia coordinando eventos culturales dentro del ámbito de los cómics, además de buenos amigos que son dibujantes. Algunos me han referido en ocasiones lo dificultoso de la situación económica en nuestro país, ya que es complicado, por no decir imposible, vivir exclusivamente de ello. Esto unido a que muchas veces se ven ‘obligados’ a emigrar a otros mercados, fue dándole forma a la idea primigenia. El siguiente paso era lógico”. José Luis le comentó la idea a Rocío Atrio y Álex Ahumada, del estudio multidisciplinar Colophon, con los que ya había colaborado anteriormente. Los tres acabaron de elucidar lo que querían contar y cómo querían contarlo. ¿Se puede vivir en España dibujando tebeos?

.

“En el documental se exponen varios matices, vivencias y circunstancias que los dibujantes de cómic tienen o han tenido. Es difícil para un dibujante que trabaje exclusivamente de ello, salvo contadas excepciones: es posible si cobra una buena cantidad de royalties”, afirma José Luis. “La mayoría lo combinan con trabajos de publicidad, diseño, ilustración…”. Una de las soluciones que hallan los ilustradores y guionistas es trabajar para los Estados Unidos o Francia, mercados donde sí que existe una industria con unas condiciones que facilitan el poder vivir de este trabajo. “La caída de las grandes editoriales, el cierre de las revistas de cómic, la entrada en el mundo del ocio de los videojuegos… ha hecho que con los años se pierda una cantidad ingente de lectores, lo que obliga a las editoriales a hacer tiradas muy cortas, por los que el adelanto que se paga a los autores no es suficiente para cubrir económicamente el tiempo que se tarda en realizar el trabajo”. Contrariamente, en los EE.UU hay una maquinaria bien engrasada que hace que el dibujante sea una pieza más de una industria que produce cientos de tebeos todos los meses. “Hay dos grandes editoriales: Marvel y DC Comics, que hacen muy buenos contratos a los dibujantes. El mercado francés paga adelantos y permite largos plazos de entrega, así que también facilita la dedicación al 100% de los dibujantes”.

Vivir para dibujar recoge el testimonio de 64 figuras relacionadas con el mundo del tebeo, de teóricos a editores y libreros. Junto a estos, evidentemente, guionistas y dibujantes, tanto consagrados como Paco Roca como nombres como El Flores, creador del webcómic “Vaya Juventud!”, que trabaja como guardia de seguridad en un parking y el poco tiempo libre que le resta lo dedica a dibujar. “Entrevistas de este tipo son las que reflejan la realidad, en ciertos casos, de esta profesión”, sostiene Rocío Atrio. “Lo que nos deja claro el documental es la pasión por dibujar. Una pasión que les acompaña a la gran mayoría desde la infancia y de la que nunca se podrán separar, aunque profesionalmente algunos no consiguen un sueldo suficiente y tienen que buscar otros trabajos”. Situación que se agrava por el trato discriminatorio que recibe el mundo del cómic en nuestro país, donde nunca se le ha considerado “cultura”, y en consecuencia no recibe ayudas gubernamentales como las que se otorgan a otras disciplinas artísticas. “El cine, el teatro, los documentales… Todos tienen ayudas, pero el tebeo no”, corroboran los directores de Vivir para dibujar. “Nos da la impresión de que nunca se ha tomado demasiado en serio al Noveno Arte en nuestro país, pensando que es una cosa ‘para críos’. Hay excepciones: salones, ferias, pequeños eventos en los que sí que se apuesta por el cómic, aunque a pequeña escala y, principalmente, mediante iniciativas privadas”.

En nuestro país nunca se ha tomado en serio el Noveno Arte

Contrariamente, en España cada vez se publican mejores obras. Eso sí, con unas tiradas reducidas, haciendo del cómic o la novela gráfica un objeto casi de coleccionista. Una exigencia, hasta cierto punto lógica, del ámbito editorial ante la caída de lectores. “Hemos perdido a varias generaciones y la edad media del comprador actual, salvo excepciones, supera la treintena. Ante esto las editoriales han optado por ser precavidas y prefieren lanzar segundas y terceras ediciones, si las ventas son buenas, antes que arriesgarse a que sus almacenes se llenen de cajas de tebeos que no se venden”. Es en este punto, en el de recuperar los lectores perdidos, donde el equipo de realizadores de Vivir para dibujar intuye la clave para revertir la situación. “Habría que fomentar la lectura de cómics en los colegios, crear tebeotecas, impartir cursos… Por supuesto, nunca vamos a llegar al nivel de, por ejemplo, Francia, donde el tebeo es algo enraizado en su cultura, pero, a largo plazo, sí que se puede mejorar la situación”.

Verkaminando

El rodaje de Vivir para dibujar se inició en noviembre de 2014, cubriendo los mismos directores los costes de producción. La propia inercia de la película, sin embargo, propició que el proyecto creciera tanto que llegó un momento en que se dieron cuenta que, para materializar la aventura, necesitarían un presupuesto bastante más alto del que contemplaban en un principio. Fue entonces cuando empezaron a buscar opciones alternativas de financiación. “Yo ya conocía Verkami por otras campañas que me habían atraído”, explica Álex Ahumada. “Contemplamos otras opciones, pero el proceso era muy lento o implicaba tener un presupuesto por adelantado, así que nos decidimos a lanzar el proyecto mediante crowdfunding y utilizar la plataforma”.

Para poder finalizar el rodaje de Vivir para dibujar, los directores del film se marcaron un objetivo de 6.500 euros. A través de su campaña en Verkami acabaron consiguiendo 8.645. Un éxito que, en gran parte, atribuyen a los propios autores y autoras que colaboraron con ellos desde el principio, difundiendo la iniciativa y cediéndoles sus obras como recompensas. “Creemos que se implicaron en el documental porque lo ven necesario para crear conciencia sobre la situación de su profesión”, apunta Rocío Atrio. “La campaña se planteó desde nuestro estudio de diseño. Partimos como lo haríamos con cualquier cliente: estudio de mercado, imagen corporativa completa, dossier de prensa, teaser promocional… Y un trabajo constante durante 40 días de redes sociales, blog, entrevistas en prensa, radio, televisión. Una campaña de comunicación en toda regla”.

El micromecenazgo te permite mantener total independencia creativa durante el desarrollo del proyecto

De la relación con los mecenas, destacan los muchos mensajes de apoyo que han recibido. “Lo que sí nos ha sorprendido, por decir algo malo, o menos bueno”, matiza Rocío, “es que por bien que creas hacer las cosas, aportar toda la información necesaria y más, siempre hay alguien que no la recibe como esperabas. La gente tiende a mirar mucho, pero leer poco (ríe). A veces, esto puede crear malentendidos difíciles de explicar”. Concluida la experiencia, preponderan que el micromecenazgo permite sacar adelante un sueño, una ilusión, un proyecto que de otra manera sería prácticamente imposible para creadores como ellos. “Todo esto pudiendo mantener total independencia creativa durante el desarrollo del proyecto”, subraya Álex Ahumada, “cosa que a veces, cuando cuentas con subvenciones o patrocinios, no es tan fácil”.

En pantalla

La premiere de Vivir para dibujar se realizó en la ciudad de sus directores, Cádiz, dentro de la programación del 47 Festival de cine documental Alcances, con un pase especial para el que agotaron todas las estradas. “El festival nos permitía poder proyectar en cine y eso hizo posible tener una buena difusión en medios, prensa, radio y televisión. Así como empezar con buen pie el ciclo de proyecciones de la película, que afortunadamente no para de sumar nuevas fechas”, descubre Rocío Atrio.

Actualmente, la película está disponible en descarga digital para alquiler y compra en la plataforma VHX (www.vivirparadibujar.com). “Para todos aquellos que quieran adquirir el documental, hay dos versiones: edición estándar y edición especial. Es esta última con la que se disfrutará de los contenidos inéditos: ya hay publicadas más de diez entrevistas e iremos aumentando el contenido semana tras semana”.

El verkonsejo

Creemos muy necesario saber comunicar bien. Hay proyectos muy buenos con una imagen poco cuidada que desmerece el producto y esto lo puede llevar al fracaso. Como es lógico no todo el mundo tiene conocimientos para crear una buena campaña de comunicación, es en este punto cuando convendría valorar la opción de contar con un profesional para llevarla a buen puerto. También es muy importante hacer bien las cuentas, con presupuestos ya cerrados. La logística se lleva un buen pico: cajas, envoltorios, envíos… Y, por supuesto, no olvidar comisiones bancarias e impuestos.

+ Info

Proyecto Verkami
vivirparadibujar.com
Facebook - Vivir Para Dibujar, Dibujar Para Vivir
Twitter - Vivir Para Dibujar, Dibujar Para Vivir
Facebook - Colophon
Twitter - Colophon

1 comentarios en esta entrada
  • David
    David
    un año

    Excelente trabajo! Me ha encantado la edición del vídeo. Además, me encantan los comics. Lo que echo en falta, es que en el trailer, haya un esbozo de la tematica de la pelicula. Un saludo, estudio de diseño grafico

Añade un comentario
Últimas entradas