Para poder interactuar correctamente y obtener el mejor funcionamiento posible de nuestro sitio web, te recomendamos que actualices tu navegador a una versión más reciente o utilices otro como Chrome o Firefox.

Estás leyendo Creadores Verkami 18 #Diseño: Mariona Martinez

Creadores Verkami 18 #Diseño: Mariona Martinez

el 11 Marzo 2015 en Historias Verkami

Fue mientras Mariona Martínez y Marc Navarra, dos jóvenes licenciados en Ingeniería en Producción Industrial y Administración de Empresas, estaban en Hong Kong haciendo prácticas para la universidad. Hicieron un viaje por el interior de China y, por casualidades, en un pueblo casi desértico, vieron un campesino con una bicicleta de bambú. Se quedaron boquiabiertos, fascinados. Tanto que, cuando volvieron a Barcelona, se propusieron hacer un prototipo. Así nacía Bamboo Bikes Barcelona (BBB), proyecto impulsado, con gran éxito, en Verkami. Vamos, que la idea les ha salido sobre ruedas!

Texto y entrevista: Oriol Rodríguez

Qué exitazo, vuestro Verkami!

Los primeros días de campaña fueron muy emocionantes. Motiva ver que hay gente que cree en tu proyecto y quiere echarte un cable, por pequeña que la aportación sea. ¡Durante la primera hora de campaña no nos podíamos creer que habíamos conseguido el objetivo! Hacia mediados de campaña empezamos a estar un poco más nerviosos, porque los días iban pasando y queríamos llegar al tercer objetivo marcado y no nos quedaba mucho tiempo... Pero es emocionante desde que empieza hasta el último día.

Explicáis que el primer prototipo de bicicleta de bambú lo hicisteis casi como un hobby. Vosotros, que queríais abrir un restaurante, ¿cuándo decidisteis transformar esa experiencia iniciática en el proyecto Bamboo Bikes Barcelona?

La idea principal era hacernos nuestra bicicleta de bambú, ya que las que se comercializaban en otros países tenían unos precios que no nos podíamos permitir de ninguna de las maneras. El resultado fue muy bueno, pero la mirábamos y veíamos mil maneras de mejorarla: tanto la geometría como todo el proceso de fabricación. Estuvimos, casi sin darnos cuenta, un año haciendo prototipos, hasta que encontramos el modelo que nos gustaba y comenzamos a mostrarlo.

Queremos que BBB sea conocida por el diseño, artesanía, distinción, personalización y respeto por el medio ambiente de sus bicicletas

Al tener buena aceptación de la gente y de la prensa, nos convencimos que las bicicletas de bambú se podían comercializar. Y sí, hace unos años, queríamos montar un bar-restaurante, aunque tengo que decir que por nuestra cabeza corren ideas de negocio casi cada día, algunas mejores que otras... Pero sí, esa era la idea principal sólo volver a Barcelona. Necesitábamos una inversión inicial importante y pensamos que podríamos conseguirla fabricando bicicletas de bambú, imagínate! Puede que en un futuro volvamos a la idea original, pero ahora mismo estamos muy metidos en el proyecto BBB. Hace poco que nos hemos cambiado de taller, y ahora nos estamos empezando a dedicar a fondo.

Así, en otros países ya había gente fabricando y comercializando bicicletas de bambú?

En Europa, Alemania, Francia y el Reino Unido, había ya algunas empresas cuando empezamos. En África y en los EEUU ya existían proyectos similares. Nosotros hemos intentado dar un toque diferente a un producto que ya existía.

¿Cómo?

Las bicicletas de bambú se diferencian, sobre todo, por las características que ofrece el la materia prima: ligera, flexible y fuerte. Su relación entre peso y resistencia hace que sea más adecuado que el acero o el aluminio en muchas aplicaciones! El bambú ofrece una increíble flexibilidad y absorción de los impactos y las fuerzas a las que un cuadro de bicicleta está expuesto, absorbiendo así, las imperfecciones del terreno y dando una conducción más cómoda con una pedalada más suave. Además, nuestras uniones de fibras naturales aportan la rigidez y flexibilidad que se necesita en cada caso.

¿Vuestras bicicletas están diseñadas para ir sólo por ciudad, o pueden ser usadas en otros terrenos como la montaña? ¿Cuántos modelos de Bamboo Bikes habéis diseñado?

Hemos hecho diferentes modelos: prototipos de montaña, carretera, urbanas y los andadores para los más pequeños. El modelo de montaña, lo utilizamos habitualmente y hacemos vídeos para demostrar que las bicicletas son resistentes, que es uno de los miedos que tiene la gente. De esta manera podemos darle mucha caña e ir probando los límites que tiene el material. También hemos hecho alguna de carretera, pero son casos concretos. Nos hemos centrado mucho en las bicicletas urbanas. Tenemos 3 modelos: el ECO con materiales reciclados de bicicletas en desuso y fibras naturales, el modelo COLOR, con la personalización del color de las uniones, y, por último, el modelo PRO, con un peso inferior a 1.6 Kg y máxima personalización en las juntas.

Una de las otras virtudes de vuestras bicicletas, es su sostenibilidad. Vamos, que es una bici completamente ecológica.

Por la parte que nos toca, hacemos todo lo posible para que la bicicleta sea lo más eco posible. Las partes que necesitamos de aluminio o materiales derivados, las reutilizamos de bicicletas en desuso, y las fibras y el bambú ya son materiales sostenibles. Después, cada cliente elige los componentes que quiere, y eso ya no está en nuestras manos.

Pedíais, de salida, 1.000 euros y acabasteis obteniendo casi 6.000. ¿Cuáles crees que han sido las claves de vuestro éxito?

Quizás nos equivocamos con el objetivo. 1.000 euros, para un proyecto como éste, se quedan un poco cortos, pero a la vez teníamos un poco de miedo a cómo podría ir y no nos atrevimos a pedir un objetivo más elevado. Por ello, una vez logrado el primer objetivo, fuimos creando nuevos y parece que funcionó. El éxito diría que está en la constancia, el trato rápido y directo con los mecenas. Y que llevábamos una preparación previa y bastante estructurada de cómo debía ser la campaña una vez comenzara. Una de las claves fue trabajar junto con Valentí Acconcia, experto en crowdfunding, los meses anteriores y durante la campaña. Él también es partícipe de este éxito.

¿Por qué os decidisteis a impulsar el proyecto a través de Verkami?

Cuando nos decidimos finalmente a llevar BBB adelante, como cualquier pequeño proyecto, necesitábamos una inversión inicial para comprar los materiales y herramientas necesarias para hacer las bicicletas. Fuimos al BizBarcelona, el salón para conocer soluciones y oportunidades para hacer crecer tu negocio. Tras hablar con bancos y alternativas de financiación, conocimos a Valentí Acconcia. Nos gustó cómo funcionaba este sistema y nos pusimos a estudiar diferentes plataformas. Verkami es pionera en España y nos gustaba cómo enfocaba los proyectos, la página y conocíamos otros emprendedores que nos habían hablado muy bien, así que nos decidimos rápido. Estamos muy contentos con el resultado y con la plataforma.

¿Ya habéis empezado con el proceso de fabricación de las bicicletas?

Sí, de hecho, apenas hemos entregado las últimas del Verkami. Hemos ido atrasados con las entregas de las bicis. El objetivo conseguido no nos fue suficiente para tener una tercera persona con nosotros, así que hemos tenido que seguir los dos solos haciendo las bicicletas. Hay que recordar que cada modelo son más de 40 horas, y tuvimos un total de 8 bicis. Además, algunos de los mecenas nos pidieron variaciones personalizadas en las bicicletas, lo que nos llevó más tiempo.

El éxito de nuestro Verkami está en la constancia, el trato rápido y directo con los mecenas

Nos gustaría agradecer a los mecenas la paciencia que han tenido para recibir las recompensas. Ahora empezamos una nueva etapa. Comenzamos a vender los cuadros de bambú solos y ya estamos empezando modelos nuevos y diferentes!

Ahora que Bamboo Bikes ya es una realidad, ¿cuáles queréis que sean los rasgos identitarios de la empresa?

Queremos que BBB sea conocida por el diseño, artesanía, distinción, personalización y respeto por el medio ambiente de sus bicicletas

En el futuro, ¿os seguiréis dedicando exclusivamente a la manufacturación de bicicletas o tenéis en mente algún otro proyecto?

De momento los dos tenemos el tiempo repartido entre dos trabajos. Si la situación lo permite, nos meteremos al 100% con BBB. Todo son etapas y nos encantaría sobrevivir haciendo bicicletas de bambú, pero siempre es emocionante tener nuevos retos y objetivos, y nos gusta empezar proyectos nuevos en los que creemos. Por lo tanto, muy probablemente iremos teniendo ideas de negocio para salir adelante en un futuro. ¡La del bar sigue en mente!

+ Info

Proyecto Verkami
Web de Barcelona Bamboo Bikes
Facebook
Instagram
Twitter

0 comentarios

iniciar sesión o Registrarse para comentar esta entrada.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando aceptas su uso.