El 26 de junio... ¡ Estrenamos nueva web !
×
Este es el blog de Cerca de la tempestad, el Nuevo Disco de Manuel Cuesta . Aquí puedes seguir sus actualizaciones y comentarlas.

Llegó el momento de la despedida‏

Buenos días a todos, mis queridos mecenas

éste es el último mail que recibiréis a través de la plataforma de Crowdfunding.

Ha llegado el momento de cerrar esta etapa, ahora que acabo de terminar de enviar los últimos sobres con los discos. Pido disculpas a los destinos internacionales, esta partida la he dejado para el final, pero si mis cálculos son correctos, tendréis que recibir los discos en las próximas dos semanas en Argentina, Alemania, UK, USA, Mexico... Gracias por vuestra paciencia.

Prácticamente están repartidas todas las recompensas que os prometí, aunque me quedan más de 50 letras manuscritas que os iré enviando poco a poco en forma de carta a vuestra dirección postal, aquellos que me dijisteis en su día, qué canción manuscrita queríais, tendré en cuenta vuestra petición, aquellos que no, permitidme que escoja ¿No? Será hermoso ese momento en el que recibáis una canción escrita a mano, dentro de una carta... Dejaré un remite en el sobre, por si queréis sentaros y devolvedme vuestros pensamientos. A mí también me hará ilusión recibir una de vuestras cartas.

Quedan algunos conciertos privados, en mi casa, para Antonio Mingarro, y le debo unos cuantos a Alejandro Romano, aunque él sabe que tiene un cheque en blanco, para que hagamos lo que quiera, aquí en España cuando le reciba o en su casa en Argentina, en "El templo de las borracheras". Y de cara a los conciertos privados de Skype, no olvidéis añadirme, me encontraréis como "manuel.cuesta1", nos escribimos por correo electrónico (habitante@hotmail.com) y cerramos la VideoConferencia para el concierto privado ¿De acuerdo?

¿Y ahora?

Ahora toca despedirse. Esta despedida me recuerda a la de Eduardo Noriega en "Abre los ojos" en la azotea, antes de saltar al vacío, para despertar de aquel sueño lúcido... O si me apuras, aquella en la que Elliot tenía que despedirse de E.T, antes de que se fuera en su platillo volante a su planeta. Aquí nadie se va, ni yo, ni vosotros. Sólo estoy cerrando el círculo de una etapa y un viaje maravilloso que empezó el pasado mes de Septiembre de 2013 cuando lancé este Crowdfunding y que culmina ahora, a finales de este mes de Abril, cuando he recibido las direcciones postales de los mecenas más rezagados, para poder enviarles el disco: "Cerca de la tempestad".

Quiero daros las gracias a los 200 mecenas que habéis creído en este proyecto, en este disco, habéis creído en que debíais darme alas para continuar con mi carrera musical y hacer realidad una obra como ésta. Espero de corazón que os hayáis sentido felices, satisfechos y orgullosos con el resultado final. Ha llovido mucho en estos meses que para mí, han sido muy intensos, duros pero también muy felices porque ha cubierto mis expectativas. Toca seguir, y toca la etapa de seguir defendiéndolo sobre los escenarios, la semana que viene vendrá Úbeda, después Toledo, Zaragoza, Barcelona, Alcorcón, A Coruña, Córdoba, Málaga, Madrid, Salamanca... Y todo lo que esté por venir... Espero que sean muchos y buenos conciertos. Y espero que después de esta bonita etapa "Cerca de la tempestad", venga otra... Y después otra.

No me perdáis la pista. La mayoría de vosotros no sólo sois seguidores, sobre todo sois familia, compañeros de trabajo, de oficio, amigos,... Habéis sentido la pulsión vital de este proyecto, habéis sido testigos reales de cómo esta tormenta, este tornado ha ido creciendo hasta expandirse y hacerse verdad. Espero que os hayáis sentido orgullosos con la elaboración y cómo he ido haciendo las cosas a lo largo de todos estos meses, os puedo asegurar que hasta el último céntimo ha ido a parar a "Cerca de la tempestad" y que, afortunadamente, dad la embergadura del proyecto yo también he aportado mi parte económica, que tampoco ha sido baladí.

Dice mi buen amigo Joaquín Pérez Azaústre: "vivimos Cerca de la tempestad. También dentro de ella, en su vientre disperso, aturdidor y lúgubre, pero al mismo tiempo la sentimos cerca: no la que ahora sufrimos, sino la que vendrá. Vivimos un huracán de tempestades y por eso advertimos el acecho mascado de los vientos futuros, y podemos olerlos en el aire de lluvia." Yo espero que siempre que estéis inmersos de una tempestad, os acordéis de Manuel Cuesta, y uséis este disco, que es VUESTRO, como artilugio de vida, podéis incluso lanzarlo a la boca del tornado, para romper el maleficio, para disipar y despejar cualquier tormenta. Al fin y al cabo se trata de eso, de un manual para cazadores de tornados, eso en lo que os habéis vuelto expertos, aquello en lo que nos hemos convertido.

Sigue Azaústre diciendo: "Hemos sido golpeados, pero también nos hemos levantado apoyando los pies en la tierra arcillosa, calzando nuestras huellas en la arena abatida. Porque también cerca de la tempestad, de su fruición airada de ventiscas, pueden suceder cosas, matizarse el milagro radical y modesto." Después de esta tempestad, de esta CRISIS vendrán otras, pero estaremos preparados para encararlas y volvernos a levantar si es necesario.

Gracias de nuevo a todos. No sólo a los mecenas. Sino a los que estuvieron involucrados en el proyecto.

Gracias a JOSU LABEONDO, por apostar a ciegas en este proyecto, y posteriormente, abrirme las puertas de su casa y brindarme el honor de disfrutar de su cariño y su amistad. De cantar por fin en su casa, en LABEONDO, en Muskiz, sin duda una de las noches más hermosas de esta gira.

Gracias, de corazón, gracias infinitas.

Ahora me toca volver al tornado, y seguir, pero me llevo el cariño, el respeto y la generosidad que me habéis concedido. Me voy con las alas nuevas que me hicisteis para continuar este viaje musical.

Gracias por coger mi mano aquella tarde de septiembre y de octubre.
Gracias por acudir a mi encuentro, junto a la luz del arco iris,
por dejaros llevar por el viento sonoro...
Y la lluvia metálica...

Cerca de la tempestad...

Hasta pronto, amigos.

Manuel Cuesta

0 comentarios en esta entrada
  • No hay comentarios
Añade un comentario